La amenaza latente.

Vi­vi­mos en una pe­lí­cu­la de sub­tí­tu­los au­sen­tes, es­con­di­dos en al­gu­na car­ta que bus­ca­mos co­mo si fue­ra di­ne­ro, pe­ro sin tác­ti­cas ni es­tra­te­g­ias. Aq­uel día que nos vi­mos por ca­s­ua­li­dad, ca­mi­nan­do en di­rec­c­io­nes di­fe­ren­tes, pu­de le­er la son­ri­sa que lle­va­bas pues­ta, co­mo de fe­li­ci­dad, aun­q­ue los sub­tí­tu­los ha­bla­ban más de nos­tal­g­ia y me gri­ta­ban: Re­gre­sa. En ca­so … Sigue leyendo La amenaza latente.