Vivires.

Vivir es un tártaro que no arde,
es un paraíso que no alcanza a ser edén,
un banquete perenne sobre la mesa,
trono áureo de agostada frialdad.

Vivir es un orco que no abrasa,
es una gloria sin ángeles ni fulgor alguno,
un fogón de marmitón en su vesania,
glacial estío de seca libación.

Vivir es un báratro que no asa,
es un firmamento que no enciende sus luceros,
un yerro de sollastre en las tinieblas,
reloj grave de saetas errantes.

Vivir es un averno que no hierve,
es un éter sin resplandores ni halo alguno,
un ágape caduco sobre la mesa,
turbio sitial de peanas quebradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s