Aromas agrios.

Doy en la nada, vacío
de quereres y de tiempo;
en el camino en el que voy
nada importa, sólo viento.

Por la noche canto soles,
alegrías tristes, rancias
pasas lanzadas a la mierda,
sin dóndes ni cuándos, sin peros.

Quiebro como hojarasca
mis mares de aguas mansas,
carantoña mal encarada
encadenándome estos pies.

Asoma una lágrima,
escurre la esperanza;
sorda sonrisa la del mundo:
derretido, perdido, grito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s