Esa mujer perdida.

Llevo el tráfago abrazado a la columna,
la incomprensión de la belleza me besa el corazón;
me encuentro frente a la vida,
esa mujer perdida que siempre se está yendo.

En este camino viejo suena la historia a balazo,
la rareza del mundo me está besando el corazón;
me encuentro en la maldad de la noche,
en la amargura de la fiesta.

Me encuentro bajo una luna sin saetas, fuera de órbita…
Me abraza esta mujer perdida que siempre se está yendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s