Caídas.

En la oscuridad del día, el tiempo es mierda.
La sangre se escurre entre las grietas de la banqueta,
las muñecas fatales ya no utilizan ningún reloj.
En la oscuridad del día, el tiempo es mierda.

En lo salado del río, la corriente es turbia.
La basura se mece entre las quejas de la marea,
las estúpidas bestias ya no dan brinco sin borregada.
En lo salado del río, la corriente es turbia.

Hoy yo no sostengo tanto hueso,
tanta carne pesando entre mis pesos,
hoyo enorme cavándome los sesos,
tan tacada la luna en el sol.

A las caídas huyen las piernas,
tantas veces quebradas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s