Retrato.

Los álguienes miran con lupa las distancias,
caminan de puntas directo a San Julián
cruzando pueblos entre el menos y el más,
escriben sus historias con mate y malbec
y rellenan con lágrima y sudor sus alfajores.

Malacaras que se pierden en su ancianidad,
documentan sus despueses en la memoria:
cuadros peculiares de simple risa en faz;
se maquillan con sal y tiran sus palabras,
carcajean con Bolaños desde su bombarda.

Rotos sus hermosos cerebros en sus cuevas
derraman la soledad que habita sus grietas,
fiesta de cabezas torcidas y cuello adolorido,
percepciones a medias de lógica incompleta
y sueños dormidos en sillones de escarcha.

Los álguienes admiran beldad de armaduras,
sellan sus pieles contra garatusa y carantoña;
tragos de cerveza entre sus luchas y desmanes:
Klements que se esconden entre tucumanos,
soluciones finales para la sangre de su sangre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s